Seguimos con “abril, emociones mil” de mama qué sabe.

Hoy os presento un recurso eficaz y divertido para hacer ver a los más pequeños que nuestro estado de ánimo y emociones las elegimos cada uno de nosotros y las podemos cambiar cuando queramos porque siempre tenemos alternativas mucho más positivas y fructíferas que harán que nos sintamos mejor.

Hace poco leí el libro “El Cerebro del Niño” y en él encontré la rueda de la conciencia, que yo he transformado a mi imagen y semejanza llamándola RUEDA DE LAS EMOCIONES Y SENTIMIENTOS.

Esta rueda simula la de una bicicleta o la de un molino, la que más os guste o les guste a vuestros pequeños.

¿Cómo se utiliza?

El aspa del molino que inicia la rueda es “¿Cómo me siento ahora?”, qué pensamiento tengo, por qué me siento mal…Es bueno preguntarle al pequeñ@ por qué se siente mal y anotarlo.

Después preguntarle sobre cosas buenas y positivas que le hayan pasado durante el día relacionadas con su entorno: amigos, cole/guardería, familia, ocio, cosas que ha conseguido, cosas que ha aprendido, etc. y anotarlas también.

Una vez completa la rueda, tenemos que explicarle que en estos momentos estamos en la posición de “me siento mal por…” y que es normal sentirse enfadado, o disgustado o avergonzado…pero que cuando él/ella quiera pueden cambiar sus pensamientos y centrarse y cualquiera de las otras cosas positivas que le han pasado durante el día. Debemos enseñarle que sentirnos mal en determinados momentos es normal, pero que no tenemos por qué centrarnos solo en ese pensamiento, ya que solo es una parte más de todos los pensamientos y sentimientos que poseemos y qué podemos elegir en qué queremos centrarnos para ser más felices.

ruedadelasemociones.fh11

Os podéis descargar rueda de las emociones

¡¡Feliz fin de semana!!

About these ads