Las rabietas tienen fecha de caducidad

Tienen fecha de caducidad y podemos reconducirlas de manera que sean más llevaderas para toda la familia.

El período de las rabietas es duro para los padres, mi hijo con solo 20 meses ya tiene claro lo que no quiere (sobretodo) pero también lo que quiere y cuando le digo que algo no puede ser me dice “malo”. No es que me esté diciendo que yo soy mala, es que no tiene más maneras de comunicar su enfado por no poder hacer lo que quería.

Las rabietas son buenas para toda la familia. Son buenas para los peques porque son su camino hacia la independencia y hará que de mayores se cuestionen adecuadamente las cosas.

A través de las rabietas los niños demuestran que empiezan a tener ideas propias aunque todavía no sepan defenderlas nada más que con lloros, gritos y pataletas. Y son buenas para la familia porque nos ayudan a replantearnos lo que es importante. ¿Realmente es importante que mi hija lleve botas o zapatillas con el vestido que le he elegido esta mañana?

Las rabietas suelen darse entre los 2 y los 4 años y no son más que un deseo del niñ@ enfrentado a un deseo de los padres. El niñ@ comienza a tener ideas propias, a darse cuenta que es un sujeto diferente del resto, a utilizar su nombre o la palabra “yo” y cómo tal tiene su punto de vista de hacer las cosas: pinta las paredes porque cree que quedarán más bonitas, limpia la tele con toallitas higiénicas… Mi pequeño siempre me guarda el móvil en el soporte donde guardo los mandos a distancia, supongo que por forma y tamaño debe suponer que ese es su sitio y cuando lo ve fuera de él, lo coge y lo guarda.

Las rabietas tienen fecha de caducidad.

No duran siempre. Suelen terminar cuando los niñ@s tienen suficiente capacidad para comunicarse y preguntar el por qué de las cosas y razonar por qué no les parece bien. Mientras tanto podemos solucionarlas siguiendo estos tres simples pasos:

1. Comprenderles. Intentar entender cómo se sienten y por qué.

2. Educación. Decirles qué deben hacer.

3. Elección. Darles opciones y asegurarnos de que elijan la que elijan será correcta y no les vamos a decir que no, sino nos encontraremos con otra rabieta.

solucionrabietas

¡Feliz fin de semana!

……………………………………………………………………………………………………………………

Tantrums have expiration date and we can manage them to make easier this period of time to the family. 

Tantrum are hard for parents, my children are 20 months old and he know what he wants and doesn’t want, and when I say to him he can’t do something he says to me “bad”. It isn’t an insult, it is simply his way to express his disconformity. 

antrums are good for all family. They are good for children because they are their independence way and they will make questions about everything when they will be older. 

Children start to have own ideas through tantrums but they don’t know to defend these ideas with other language that tantrums. And they are good for family because we start to think in a different way: why it is important that my children wear boots or runners with a skirt, is really important?

Tantrums are between 2 and 4 years old and they are a desire of child in front of parents desire. Child start to have his own ideas and realize that he is an independent subject and use words like his name or “I”. He has his point of view and he paint walls because he thinks it will be more beautiful or clean tv with wc tissues. My little boy always keep my mobile in remote control place, he thinks it must be kept there and he does. 

Tantrums have expiration date

They aren’t forever. When children can explain with language and ask why things happen and explain their disconformity, tantrums disappear. While we can solve them in 3 steps: 

1. Understanding. Try to understand how they feel and why. 

2. Education. Say to them what they must do.

3. ChoiceGive them options and we have to be sures that these options are right because if we say no, we have another tantrum. 

tantrumstrategy

Happy weekend!!

 
Advertisements

7 thoughts on “Las rabietas tienen fecha de caducidad

  1. No durarán siempre, pero seguro que cuando nos encontremos inmersos en esa fase nos parecerá que el tiempo se ha detenido y que la mala racha no va a terminar de pasar nunca. A ver si con estos consejitos se alivia el trauma.

  2. Jajaja, eso mismo es lo que digo yo en muchos momentos críticos: confía, esto tiene fecha de caducidad y cuanto mejor lo gestiones antes acaba y mejor lo llevamos todos! Qué poder de sugestión tengo 😉 Sin duda me gusta tu estilo porque es a través de la psicología positiva como mejor se lleva esto de ser madre! ♥

  3. Ainss, esa época con caducidad, jejeje. Genial, como siempre. Mi hija está ahora en ellas, y aunque no son muchas, cuando le da por algo..ufff, pero al final siempre consigo que lo entienda o que elija otra cosa y se le acaba pasando rápido. Besitos

    1. sí! son duras, a mi niña primero le tengo que cantar para que se calme y luego ya puedo hablarle y enseguida lo entiende pero esos segundos que se ponen a gritar parecen eternos. Es cuestión de paciencia. Un beso enorme!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s