¡Pensar no es un castigo!

Me he encontrado estos días con que en el cole de mi peque utilizan este método como técnica educativa para corregir comportamientos. Lejos de juzgarlos a ellos, porque desconozco cómo lo utilizarán, quiero dedicar este post a la “sillita de pensar”.

En primer lugar, por qué castigar a un niño a pensar cuando lo que queremos es que en un futuro sea un adulto capaz de pensar por si mismo y tomar decisiones. ¿Creéis realmente que un niño e 2 o 4 años piensa sobre lo que ha hecho mal? El niño a esas edades carece de las suficientes habilidades mentales como para pensar “solito” qué ha hecho mal, por qué y qué es lo que tendría que haber hecho.

En todo caso debería llamarse sillita emocional o rincón emocional. También se le puede llamar TIME OUT o TIEMPO FUERA. Es conveniente cuando un niño tiene una conducta inadecuada en un lugar que lo saquemos de ese lugar de la mano, nunca arrastrándole, luego le enseñemos estrategias para calmarse hasta que pueda escucharnos y atendernos con claridad y después explicarle qué esperamos de él y por qué no está bien lo que ha hecho.

Por ejemplo: un niño ha pegado a otro niño (algo muy habitual). Lo apartamos del lugar donde ha ocurrido, lo calmamos y le guiamos con preguntas reflexivas ¿tú amigo llora porque le has pegado? ¿crees que ha estado bien? ¿qué te ha pasado? (ESCUCHA ACTIVA Y CONEXIÓN). Entonces le enseñamos qué puede hacer en esa situación (EDUCACIÓN), como puede canalizar su frustración para no volver a repetir el comportamiento erróneo ofreciéndole alternativas (ELECCIÓN).

Efectos secundarios de la silla de pensar

¿Creéis que una clase de casi 30 niños pueden hacer esto? Por supuesto que no.

El niño aprende que cada vez que hace algo mal, lo apartan y lo dejan solo, no le quieren, incluso aprende desde muy pequeño que es malo. Si usamos esta técnica habitualmente el niño buscará la manera que esto no le afecte, una barrera de insensibilidad para llevar de mejor manera el no sentirse querido.

Además como siente que realmente es un niño malo porque le castigan cada vez que hace algo mal, esta conducta no se corrige y más adelante se volverá más rebelde para demostrar que realmente es malo.

Si lo que queremos es que nuestros hijos aprendan a comportarse y comprendan qué está bien o qué está mal debemos ayudarles a corregir ese comportamiento.

Para que un niño entienda qué ha hecho mal y por qué y qué puede hacer la próxima vez para no actuar así NOS NECESITA A NOSOTROS (o un adulto) para que lo guiemos con preguntas reflexivas y mostrándoles qué esperamos de él y qué comportamientos son correctos o dañinos y cuales no.

lesenseñamosacomer

Advertisements

15 thoughts on “¡Pensar no es un castigo!

  1. Como siempre, muy acertada. Comparto, que viene que ni al pelo para este inicio de curso. Yo tampoco juzgo, creo que en una clase de tantos niños hay cosas complicadas de hacer, pero la silla de pensar me parece que está excesivamente extendido, por lo que escucho entre padres y madres, y lo que veo en el cole de mi hija.

  2. Es que esa parada reflexiva necesita de una compañía… no sé cómo ese concepto no se aplica. Se necesita “romper” el tiempo, pero no en soledad, así que no concibo cómo se puede aplicar en un grupo. Cierto es que la maestra no puede desatender al resto para concentrarse en uno, pero por eso no debería emplearse ese método en la escuela.
    Feliz finde!

  3. No podría estar más de acuerdo contigo! Pienso en esa maldita silla desde que el primer año de profe me la enseñaron y por supuesto deseché!!!
    Que pensar es lo que nos diferencia de las otras especies animales!
    Personalmente gasto la comunicación y el diálogo y si la conducta no varia… mejor “un turno sin jugar” porqur soy profe de música y aprendemos “jugando”.
    Termino diciendo BRAVO POR TU REFLEXIÓN!
    UN SALUDO
    ISABEL

  4. Te doy mi más sincera enhorabuena!!!
    Genial reflexión!!! La comparto por completo.

    Tienes toda la razón, hay que enseñarles que lo están haciendo mal, pero teniendo en cuenta la edad que tienen!! Corrijamos esas conductas con mucho amor!!

    Un saludo.

  5. En el cole de mi hija les ponen a pensar pero con la reflexión, es verdad que en casa cuando repite mal comportamiento y la reflexión sola no sirve lo hacemos

  6. Me viene cómo anillo al dedo tu post. En el cole de mi hija, comentaron en la reunión inicial que aplicaban esta técnica. Estoy totalmente en contra, padres y maestros se me han tirado a la yugular por exponer mi opinión en el blog del cole. Ahora tengo un quebradero de cabeza porque los padres del Ampa me piden que documente mi opinión. Y aquí estoy como loca buscando información sobre la ineficacia de la silla de pensar. Por eso he llegado a vosotras. Teneis alguna referencia interesante que pueda aportar? Gracias.

    1. Hola Demelsa,

      Referencia interesante cualquier autor que defienda la crianza positiva o natural, Carlos González, Laura Gutman, Rosa Jové… hablan de este método y sus consequencias. A parte en redes también puedes encontrar algún video relacionado con la educación emocional que también hace referencia a ello. Hay mucha gente que todavía no está preparada para este cambio y además es más cómodo para ellos seguir haciendo lo que se ha hecho hasta ahora. En el cole de mi nena también lo utilizan y no estoy muy contenta, lo importante es que tu peque te lo cuente para que tú desde casa puedas poner remedio. Un beso, ánimo, esto entre todos lo cambiamos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s