52/s: me activo

 

Lamina-MeActivoEmpezamos la semana con nuevo propósito. El de escuchar de verdad es más difícil de lo que yo pensaba, pues estamos acostumbrados a escuchar para responder y eso nos lleva a dar nuestra opinión, a juzgar al otro… pero sale automáticamente. Pero al menos he tomado conciencia de ello y me iba dando cuenta de cuando estaba realmente escuchando y cuando simplemente oía o tenía más prisa por darle mi opinión que por saber de verdad que sentía. Lo sigo trabajando.

Esta semana me he propuesto otro reto diferente, y es que llevo unas semanas apática, sin ganas de hacer nada y no me gusta la forma en como afecta a los niños y tampoco me gusta verme así.

Así que me he propuesto activarme, de momento cambiando tan solo un pequeño hábito. Me he propuesto empezar el día con alegría y con buen pie. Para ello, esta mañana me he puesto el despertador media hora antes (6:30h), me he levantado, he practicado unos saludos al sol (yoga), he leído un poco mientras me tomaba mi té del desayuno y cuando se han levantado los peques como ya había tenido un tiempo para mí he estado más relajada y todo ha ido mejor, incluso hemos llegado antes al cole.

Voy a intentar levantarme todos los días a esa hora, no sé si lo conseguiré, porque no todas las noches duermo bien, pero creo que al final dará igual si son 30 o 10 minutos antes, lo realmente importante es tener algo de tiempo solo para mí y empezar el día con buen pie, sintiéndome bien.

Mañana voy a intentar poner música cuando se levanten los niños, a ver si además de activarnos nos vamos super felices al cole y salimos super contentos.

¿Hacéis algo de esto vosotros? ¿Tenéis alguna rutina que os active? Me encantará conocerla.

Advertisements

Educar con amor, educar para la paz

educarelcorazon

No me gusta la tele e intento verla lo justo para mantenerme informada de lo que pasa en el mundo, y hace ya mucho tiempo que las noticias no son otras que muertos y más muertos. Y no es que nos mate nadie o por los desastres naturales, que también los hay, nos matamos entre nosotros. ¿En qué momento de la historia se perdió la humanidad o es que nunca ha existido? Nos llamamos humanos, pero no entendemos que es eso.

Y a pesar de ello creo que aún hay esperanza. Nuestros hijos son el futuro y ellos vivirán el mundo que creen, igual que nosotros. Los padres tenemos un importante trabajo que hacer aquí, enseñar a amarnos. Porque como decía Nelson Mandela “…si pueden aprender a odiar, también pueden aprender a amar”.

12235035_1070179456326826_300125438758331763_n

Educar con amor, con respeto, enseñando que somos individuos con opiniones, creencias, pensamientos y sentimientos diferentes y que todos tenemos derecho a expresarnos libremente. Enseñarles que juntos nos enriquecemos y aprendemos a ser mejores. Y que una buena comunicación es la mejor herramienta para resolver problemas y conflictos.

¡Basta ya! De menospreciar a los que no hablan o escriben como nosotros queremos, o a los que piensan diferente. Basta ya de querer que el resto actue o haga lo que nosotros queramos. ¡Basta ya de tanta tontería! Tenemos un mundo maravilloso, todo para nosotros, aprendamos a vivir todos juntos y a disfrutar de la vida, porque, no sé cómo hemos aparecido aquí, pero seguro que no hemos venido a sufrir de este modo.

 

10 beneficios de los #JuegosdeNuestraInfancia

vía pinterest
vía pinterest

Quien no recuerda aquellos días de cole en los que esperabas ansiosa que sonara el timbre para salir corriendo al recreo hacia la libertad y la diversión o por la tarde ibas  a recoger la merienda y salías pitando porque habías quedado con tus amigos a jugar.

Pues hoy voy a recordar viejos tiempos con una inciativa que me ha propuesto Sarah de MBF estudio y cuyo hashtag podréis seguir en las redes como #JuegosdeNuestraInfancia.

Juegos como la comba, el elástico (o goma de saltar), las canicas, la rayuela, el escondite, el pollito inglés… aunque recibían distintos nombres según el lugar, eran universales y mantenían su esencia: jugar y divertirse.

beneficios

1.- Fomentaban la participación, todos formábamos parte del juego y todos teníamos nuestro papel en él.

2.- Nos enseñaban a convivir y compartir, fomentando el desarrollo de amistades cooperativas.

3.- Eran una herramienta genial de socialización: salías con una pelota a la calle y en un periquete un montón de niños querían jugar contigo.

4.- Era una valiosa experiencia de aprendizaje,  una preparación para la vida adulta, ya que a través de los juegos elaborábamos nuestras vivencias emocionales y practicábamos roles sociales.

5.- Eran parte esencial del crecimiento de cada niño y niña ya que a través del movimiento se desarrollamos los músculos y las extremidades adquieren coordinación.

6.-  Nos liberaban de tensiones emocionales.

7.- Estimulaban nuestros sentidos fomentando la creatividad y la imaginación.

vía pinterest
vía pinterest

8.- Nuestra relación con la naturaleza (aunque fuese la calle del barrio) era constante, experimentábamos contínuamente.

9.- Fomentaban la seguridad en uno mismo, quien no ha jugado a la gallinita ciega con los ojos vendados, confiando en los demás y en uno mismo para no toparse con nada. Y este juego nos lleva al décimo,

10.- Favorecían el contacto corporal como algo natural, desarrollando los sentidos como el tacto y el oído.

¿Jugáis con vuestros peques a algunos de estos juegos? ¿Os ha traído buenos recuerdos?

¡Feliz Martes! #JuegosdeNuestraInfancia

 

 

 

 

Las cosas que he aprendido de mis hij@s

15cosasqueheaprendido

Siento que aprendo de mis hijos más de lo que yo les puedo enseñar.

Ellos me han enseñado lo que de verdad es importante: VIVIR DISFRUTANDO DE LA VIDA.

Me han enseñado que la felicidad es una colección infinita de instantes y que una sonrisa y un beso LO CURAN TODO.

A cantar y bailar en cualquier parte, sin miedo a hacer el rídiculo.

Me han enseñado formas de divertirme que hacía mucho tiempo que tenía olvidadas y he aprendido otras nuevas.

azaharyaleixcastillos

A caminar de lado, hacia atrás, dando saltos…

Me han enseñado el valor del tiempo y que despacio, la vida se disfruta mejor.

A ver el mundo desde otra perspectiva y a cuestionarme las normas (que muchas veces les ponemos y que nosotros seríamos incapaces de cumplir).

azaharyyo

A decir “Te quiero” por lo menos una vez al día.

Me han enseñado que juntos tenemos mucha más fuerza y si la potenciamos con papá, ya es la bomba. Somos un equipo

familia

Que el amor se multiplica y el corazón se vuelve enorme cuando nace otro hijo.

Me han enseñado que si los tratas como lo que realmente son, personas, con respeto y amor, te responden igual.

A tomarme la vida menos en serio, reirme más de las cosas y de mí misma.

Con ellos he aprendido a ser yo, a crecer y seguir aprendiendo.

¡Feliz Martes!

 

 

 

Educar el talento en los niños

azaharcab3 copia

A mi hija le encanta pintar.

Desde muy pequeñita, unos 12 meses, ya pintaba cuadros abstractos en enormes cartulinas. Yo le orientaba y la guiaba, y la dejaba hacer. Pronto nos dimos cuenta que era uno de sus talentos, que era buena en esta materia y decidimos acompañarla.

azaharmenudeta copia

Su padre, “osease” mi marido, pinta y todas las semanas dedica un tiempo a pintar, preparar exposiciones que luego disfrutamos en familia y que también podéis ver en su blog “Personal e Intransferible”.

Pues bien, se lleva a Azahar a su espacio de pintura, y la guía, la orienta y la deja hacer, y este que os muestro es el resultado.

guiaryorientar2

Es evidente que los niños nacen distintos, con características diferentes. No todos valemos para todo. Einstein fue un científico genial, un mal violinista y un pésimo bailarin. Lo importante es conocer qué talento tienen nuestros hijos y potenciar que desarrollen al máximo sus capacidades.

cuadreazaharcasa

 

cuadreazahar

Estos cuadros los ha pintado ella solita, ya lleva cerca de 2 años haciéndolo, cuando a ella le apetece, pinta. Y se la ve tan liberada, tan a gusto, tan feliz…y yo super orgullosa de lo que hace y de como se siente.

azaharpintant copia

Deberíamos invertir menos tiempo en clasificar a los niños y más en ayudarles a identificar y cultivar sus habilidades y dones naturales.

¿Qué talentos tiene tu hij@? ¿Los conoces? ¿Cómo los potencias?

¡Feliz principio de semana!

Si volviese a ser niñ@…

Si volviese a nacer me gustaría llegar al mundo con un papel lleno de deseos. No deseos materiales, deseos de cosas que hubiese querido aprender por mi misma cuando era pequeña, porque cuando eres mayor cuesta mucho más.

Ahora que soy consciente, que mi mayor reto es educar a mis hijos positivamente porque al mismo tiempo también me estoy reeducando yo, sé lo que me hubiese gustado aprender cuando tenía su edad.

Así me hubiese gustado nacer, con esta declaración de objetivos. Seguro que se queda algún deseo fuera, pero aquí están los más importantes: aprender a respetarme a mí misma y a los demás, aprender a valorar lo que tengo y esforzarme por conseguir lo que deseo, aprender a ser feliz.

declaracionobjetivos

¡Feliz semana amig@s?

¿Cómo educar a un niñ@ con buen trato?

Tratar bien a un niño o educar con buen trato no significa para nada dejar de enseñarle, protegerlo o dejar que haga todo lo que él/ella quiera.

Existen formas alternativas a la violencia, los gritos, amenazas, etc para ejercer la autoridad dentro de la familia, ponerles límites y protegerlos.

Estas formas están basadas en el respeto mutuo, el cariño, la generosidad, la empatía, resiliencia, y por supuesto, el positivismo.

Educar a un niño con estas premisas significa prepararlo para que en un futuro sea un adulto positivo, que sabe ponerse en el lugar de otros, que sabe adaptarse a los cambios, amoros@ y que sabe desenvolverse adecuadamente en los diferentes roles sociales. En definitiva, enseñarle habilidades para la vida.

comopodemoshacerlo

1.- Siendo empáticos: ponte en su lugar, piensa por un momento como él, ¿qué pasará por su cabecita? ¿por qué ha hecho lo que ha hecho? Siempre hay un motivo y para ellos suele ser muy importante, aunque solo sea que el hermano no le deja el juguete que tiene en esos momentos.

2.- Evita exigirle lo que no puede cumplir. Los niñ@s llegan hasta donde llegan, pedirle peras al olmo es frustrante para los padres pero sobretodo para los niñ@s que ven que no pueden hacer lo que les han pedido. Y al fin y al cabo, ellos lo único que quieren es agradar a sus papás.

todossomosgenios

3.- Sé claro y conciso. Mensajes cortos. Si sermoneamos durante mucho rato, los niñ@s se pierden. Diles lo que quieres en pocas palabras.

4.- Sé positivo. Intenta traducir todos tus mensajes negativos a un lenguaje más positivo. En lugar de decir, “no grites” decimos hablemos en un tono más agradable.

5.- Los límites y sus consecuencias tienen que quedar claros de antemano, y han de ser para toda la familia. O sea, si no se puede gritar, no grita nadie, papá y mamá tampoco. Si se tira agua fuera de la bañera en la hora del baño, luego hay que recogerla y dejar el baño como estaba.

6.- Refuerza siempre lo que hace bien y deja de criticarle. No te preocupes si comete errores, está aprendiendo y eso es lo que debes transmitirle. Pero cada vez que haga algo bien, házselo saber.

7.- Ten mucha paciencia y se consistente. Educar en positivo y con buen trato es una educación a largo plazo, pero vale la pena.