Así quiero que vivan mis hijos

somosinstantes

No sé si es la mejor manera de reengancharse al blog, pero esto es lo que siento en estos momentos.

¿Conocéis esa sensación de estar orgullosa de formar parte de una gran familia? Yo sí.

He tenido este sentimiento durante años sin saberlo. Tenía una gran familia, de esas que se juntaban para comer y nos daban las tantas, de esas con las que no podías parar de reirte durante todo el día, de esas que cuando alguien decía “podríamos hacer…?”, el resto ya lo estábamos organizando. Una familia de esas que se ríen primero de sí mismos y luego con los demás (también hemos sido algo burlones). Nos encantaba reir, cantar, bailar, disfrazarnos… cualquier momento era bueno para hacerlo.

losmejoresmomentos

Una de esas familias tan fuertes que piensas que no se pueden romper nunca. Y no se rompen, pero un año es suficiente para que las cosas se tuerzan. La vida no es para siempre. Algunos ya no están, otros están sufriendo… y yo repaso la película de mi vida, sentada en mi cama, recordando momentos maravillosos que ya no volverán. Momentos que viví intensamente, que disfruté, que reí… y me pregunto ¿cuándo dejé de hacerlo?

la vida es una fiesta

Y miro a la familia que he formado, mi familia, y mi pregunta es ¿cómo quiero que vivan ellos? ¿qué me gustaría que recordasen cuando fuesen mayores? La verdad, no sé que recordarán, pero me gustaría que cuando tuviesen esta sensación que tengo yo hoy, esta sensación de que la vida pasa y no es para siempre, echaran la vista atrás y se emocionaran al recordar la vida tan bonita que han vivido.

¡¡A mi gran familia, gracias por tantos y tantos momentos felices!!

Vacacioneessss, ¡¡allá vamos!!!

nosvamosdevacaciones

Ante todo quería dar las gracias a todos los que me dejasteis vuestro comentario en el post anterior. Todos y cada uno de ellos son de gran ayuda para mí. Necesitaba conocer vuestro punto de vista que me ha ayudado a entender muchas cosas y replantearme otras. En realidad Caputxeta no fue creada para esto, espero poder contaros a la vuelta como nació y para qué.

Ha sido una etapa por la que necesitaba pasar, y sigo pensando que otra educación es posible, una educación mucho más positiva y creativa, no tan centrada en el victimismo y que les enseñe a pensar. Y así es como educo yo a mis peques, o por lo menos lo intento.

Sin embargo, también he descubierto durante esta etapa que además de ser mamá (algo que me encanta), soy mujer, y que ambas cosas son perfectamente compatibles.

Una mujer que acaba de encontrarse a sí misma gracias dos hij@s preciosos que han sido y son mis maestros, y que se ha dado cuenta con ellos que, el mejor legado que les puedo dejar es convertirme en su mejor referente.

mujerdoscosas

Cuando piensen en mí, quiero que vean a una persona que ha sabido convertir las dificultades en oportunidades, que está encantada de ser ella misma, porque eso es lo que la diferencia del resto, sin ser mejor ni peor, simplemente diferente. Alguien que a pesar de todas las dificultades y agotamiento que conlleva ser mamá y tener una empresa, sigue buscando el lado positivo y creativo de la vida, sin perder su identidad ni dejar de luchar por sus sueños.

Todavía no puedo contaros mucho de la nueva etapa de Caputxeta, solo espero seguir contando con vuestro cariño y vuestra visión del mundo que tanto me aporta.

Sin t’tulo-2

¡Feliz Verano y nos vemos a la vuelta!!

Besotes y abrazotes

6 aromas que pueden transformar el estado de ánimo

6aromas

El ser humano recuerda hasta el 35% de lo que huele frente al 5% de lo que ve. Los recuerdos olfativos perduran en nosotros a lo largo de los años o no os ha pasado nunca que pasando por algún lugar con un olor característico inmediatamente te transportas a alguna etapa de tu infancia.

Aquí tenéis 6 aromas que pueden transformar vuestro estado de ánimo y el de vuestros niños (no se aconseja usar aceites directamente en la piel de bebés de menos de 6 meses, es mejor diluirlo en agua y vaporizar la habitación o el lugar donde vaya a estar).

1.- Aroma a limón: promueve la concentración y dispone de propiedades útiles cuando te sientes enfadado o ansioso.

2.- Aroma a lavanda: es ideal para controlar el estrés emocional.

3.- Aroma a jazmín: es un antidepresivo estupendo. Transmite sensación de confianza, optimismo y energía renovada.

4.- Aroma a romero: potencia la memoria, combate el agotamiento físico, los dolores de cabeza y la fatiga mental. Es ideal por las mañanas para comenzar el día con energía.

5.- Aroma a canela: mejora la concentración y el enfoque

encontrado en pinterest, recetasyemociones.com
encontrado en pinterest, recetasyemociones.com

6.- Aroma a menta: incentiva la creatividad y el intercambio de ideas.

Otros aromas que influyen muy positivamente en los niños son todos aquellos que inconscientemente se asocian con experiencias alegres como chicle, chupa chups, césped recién cortado, chocolate…

Para terminar me gustaría recomendaros un libro que liga muy bien los aromas y las emociones que evocan.

b0a12e465857d7723ef6d13cff25666f

¿Utilizáis alguno de estos aromas? ¿Os funciona? ¿Conocéis otros?

¡Feliz día!

Hecho con tus sueños

Hace dos días descubrí una canción gracias a Tremenda Aventura Ser Madre, que no puedo parar de escuchar, por su ritmo, por su letra, sus mensajes positivos, por su alegría…

Os invito a que la escuchéis si no lo habéis hecho ya y que os transmita tanto como a mí.

hechocontussuenos

 

Hecho con tus sueños”

4 ideas divertidas para trabajar las emociones

Cuando era pequeña mi abuelo me leía un cuento que decía que te podías comer el mundo a cucharadas, y yo me imaginaba una cuchara enorme y todo lo que quería conseguir cabía dentro de esa cuchara. Aún hoy cuando quiero conseguir algo, me imagino esa enorme cuchara y lo meto todo en ella, así no se me escapa nada.

Os cuento esto, porque la imaginación es un ingrediente imprescindible a la hora de trabajar con los niños.

ideasdivertidasparaemociones

1.- El tarro de las buenas noticias

Objetivo: que los niños reconozan y valoresn las cosas positivas que vayan viviendo.

¿Cómo? elige un tarro, decóralo con tu hij@ y colócalo en un lugar accesible para todos. Junto al tarro pon pedacitos de papel donde podáis escribir o dibujar aquello positivo que os ha pasado. Cada vez que tengáis algo positivo lo metéis en el tarro. Si en algún momento tu hij@ se encuentra triste o enfadado, podéis recurrir al tarro y recordarle la cantidad de cosas buenas que le han pasado.

 

 

foto vía pinterest - suelipinheiro.blogspot.com
foto vía pinterest – suelipinheiro.blogspot.com

2.- Album de fotos emocional

Objetivo: aprender a identificar sus propias expresiones emocionales y las de los demás.

¿Cómo? Hacernos (todos los miembros de la familia) 4 fotos con diferentes expresiones de emociones (alegría, pena, sorpresa y enfado). Pegar las fotos en cartulinas o folios o incluso un álbum.

3.- ¿Qué sienten los personajes?

Objetivo: que aprendan a identificar las emociones en otros y a pensar en los demás.

¿Cómo? Podéis leer cualquier cuento y a medida que lo cuentas remarcar la emoción que sienten los personajes y preguntarles porque creen que se sienten así. En ocasiones, incluso ellos mismos tratarán de hallar alguna solución.

tarjetasemociones

4.- Inventa historias con tu hij@

Objetivo: fomentar la creatividad, conocer las emociones e incluso aprender a gestionarlas.

¿Cómo? Dibujad distintas emociones en tarjetas de cartulina. Mamá saca una tarjeta con una emoción y comienzan a inventar una historia con un personaje principal que tiene esta emoción. Luego Papá saca otra tarjeta y hace lo mismo y el niñ@ también tiene que sacar una tarjeta y agregar algo a la historia, integrando la emoción que él/ella sacó.

¿Habéis probado alguna vez alguna de estas ideas? ¿conocéis más maneras de trabajar divertidamente las emociones? Podéis encontrar más ideas en nuestra caja educativa “¿Cómo me siento?”

¡Feliz principio de semana!

¡Yo sé hacerlo solo!

“Yo lo hago solo”, “tú no toques mami”, “no cantes”, “yo me lo pongo”… supongo que serán frases que habréis oído ya miles de veces de la boca de vuestros peques, sino, pronto o tarde saldrán. Son un paso más hacia su independencia.

Aleix acaba de cumplir los 2 añitos y ya hace más de 6 meses que las dice. A mí me gusta que experimenten solitos porque aprenden y descubren por sí mismos cosas nuevas, pero inevitablemente hay cosas que no pueden hacer solos.

¿Cómo ayudarles a realizar algo sin llegar a la típica rabieta y, lo más importante, sin limitar su autonomía?

No hagas por el niñ@ lo que pueda hacer solit@

Para ello intento cambiar las automatizadas frases que nos salen inconscientemente porque las tenemos hiper grabadas:

“no cojas el vaso, se romperá y te harás daño”

“no subas ahí que te caerás”

“deja ya lo haré yo, que tú no sabes… o tú no puedes…”

“ya lo harás cuando seas grande”

Por estas otras:

“Coge el vaso con cuidado, si cae y se rompe te puedes hacer daño”

” Cuidado al subir, cógete bien que está muy alto”

“Me gusta que lo intentes…que bien, gracias… pero si lo hacemos juntos será mejor”

“a lo mejor no puedes, pero inténtalo, así vas aprendiendo”

Son expresiones que en lugar de descalificar al pequeño, le transmiten confianza en su capacidad para hacer las cosas y refuerzan su aprendizaje.

En el siguiente post os hablaré de los efectos de la autonomía, prolongarla no sirve para nada, simplemente alargar algo que tarde o temprano sucederá y será más difícil de llevar para todos. Eso sí, siempre positivos.

fotoAleixblog

¡Feliz Lunes!

Los niños, la navidad y la generosidad

El otro día mi hija me dio una vez más una lección de generosidad enorme y un post nuevo para el blog.

Ese día, ella y su hermano, sacaron todos los juguetes del baúl. Juguetes que igual no habían visto durante meses, los volvían a descubrir, disfrutando de ellos como el primer día.

Cuando estábamos recogiendo, yo le dije: “– ¿sabes que podríamos hacer si tú quieres?, podríamos dar algunos de estos juguetes con los que ya no jugáis a otros niños que no tienen juguetes y que les encantaría que les regalasen alguno”

Esperando que me contestase que no, que los juguetes eran suyos. Azahar me contestó:

“– Mami, ¿hay niños que no tienen juguetes? Pues les daremos este, y este también…”

Y en un momento llenó una bolsa con unos cuantos juguetes para otros nenes y me acompañó a entregarlos.

Mensaje aprendido

Podemos enseñarles desde pequeños a ser generosos, solidarios e interesarse por los demás, solo tenemos que buscar situaciones que desarrollen un interés social y que sean ellos los que elijan que quieren dar y a quien, de este modo lo harán con más gusto. La Navidad es un época fantástica para ello.

sitepreocupasporlosdemas

Hacemos una lista con posibles cosas que podemos hacer por otros, por ejemplo, cantar canciones para ancianos que estén solos, hacer galletas para la maestra, dar comida a ese perrito que siempre merodea solo por delante de casa… a miles de cosas que podemos hacer por los demás, seguro que encontráis más de una y a ellos les encanta.

¡Feliz semana!

16 actitudes para ser más feliz

Hace ya unos días que mi pequeña sale seria del colegio y cuando le preguntas alguna cosa me contesta superenfadada. Después de mucho observar cómo reaccionaba y qué decía, me di cuenta que imitaba a una amiguita suya que siempre habla así.

Me cuesta creer que un niñ@ tan pequeño pueda estar tan enfadado con la vida y la verdad es que no es así, simplemente imitan comportamientos que han visto en casa o en el colegio. Creo que tenemos que cuidar un poco más cómo nos comportamos y hablamos delante de nuestros hij@s.

notepreocupessinoteescuchan

¿Qué actitudes le puedo enseñar para que sea feliz? 

Es cuestión de entrenarse y practicar.

1.- PACIENCIA: porque todos no somos iguales y la empatía es fundamental para entendernos. Ponernos en el lugar del otro y saber por qué se comporta de determinada manera.

2.- HUMILDAD: nadie es más que nadie, ser humilde significa disposición para aprender de los demás.

3.- BONDAD: ayudar a los demás.

4.- ALEGRÍA: por lo que nos pasa y por lo que les pasa a otros

5.- RESPETO: valorar a los demás y a uno mismo sean como sean.

6.- PERDÓN: dejamos de estar enfadados con alguien que ha hecho algo que nos ha molestado y recuperamos la paz.

7.- SATISFACCIÓN: valorar y apreciar todo lo que tenemos y hemos conseguido. Cada reto que consiguen los niñ@s cada día, deberíamos enseñarles a sentirse satisfechos por ello.

8.- GENEROSIDAD: compartir con los demás, hacer que los demás se sientan bien sin pedir nada a cambio. Los niñ@s saben mucho de esto, nosotros los torcemos.

9.- HONESTIDAD: decir la verdad y actuar de forma justa con uno mismo y con los demás. Cuando un niñ@ miente mucho es porque teme a las consecuencias de decir la verdad, y eso lo arrastrará siempre.

10.- HABLA POSITIVA: el positivismo es la fuerza que lo arrastra todo. Si creen que pueden, si ven la vida con un prisma positivo…serán mucho más felices, encontrarán más oportunidades y les pasarán cosas extraordinarias.

11.- GRATITUD: dar gracias por todo aquello que nos hace sentir bien. Creo que lo he dicho más de una vez, pero mis peques, incluso Aleix con 20 meses, por la noche antes de irse a dormir dan gracias por aquello que les ha hecho feliz durante el día.

12.- RESPONSABILIDAD: responsabilizarse de sus actos y ser alguien con quien se pueda contar.

13.- ASPIRACIONES: tener aspiraciones significa plantearse nuevos retos, tener más ilusiones, tener un motivo por el cual levantarse cada mañana.

14.- VALENTÍA: ser valiente es tener el coraje de hacer lo correcto aunque sea más difícil o los demás no lo compartan.

15.- PRINCIPIOS: reglas, límites por los que guiarnos. Cada familia tiene sus propias reglas y valores que son importantes para ellos y que les ayuda a crecer.

16.- ALTRUISMO: lograr que se interesen y esfuercen por los demás les da sentido de utilidad y satisfacción personal.

Puedes encontrar juegos para fomentar estas actitudes en cada una de nuestras cajas educativas.

¡Feliz fin de semana!

……………………………………………………………………………………………………………………

My little girl is angry when she leaves school a few days ago. After I have looked her behaviour and what she said, I realize she imitated to a friend of her that she always talk like that.

I don’t want to believe that a child so small can be angry with life, and it isn’s really right. They simply imitate what they look at home or school. I think that we have to take care with our behaviour and words in front of our children.

dontworryifyourchildren

What attitudes can I teach my children to be happy? 

You have to practice them.

1.- PATIENCE:  try to put yourself in someone else’s place to be patience with his/her behaviour.

2.- HUMILITY: be prepared to learn of others.

3.- KINDNESS: help others.

4.- HAPPINESS: for what happens to us and the rest of the people.

5.- RESPECT: value yourself and others.

6.- FORGIVENESS: stop to be angry and recover mental peace.

7.- SATISFACTION: appreciate all things we have and we have got. Every challenge children get every day, we should teach to feel satisfacction for it.

8.- GENEROSITY: share with others, doing others feels good without ask them nothing. Children know a lot of this.

9.- HONESTY: say the true and act in a just way. When a child lies many times is because he/she is affraid conseqüences to say true and it will be for all his/her life.

10.- POSSITIVE SPEECH: possitivity is the motor that move everything in a right way. If they believe they can, if they see life in a possitive way, they will be more happy, finding more opportunities and happen them extraordinary things.

11.- GRATITUDE: thank for everything that we feel happy. Every night, my children thank for evertything feels happy them during the day.

12.- RESPONSIBILITY: take responsibility for their acts and be somebody whose count on.

13.- WISHES: have wishes move mountains.

14.- COURAGE: have courage to do right things even it is more difficult or others don’t think the same.

15.- PRINCIPLES: every family have own limits and values, that are important for them and help them to grow.

16.- ALTRUISM: take an interest in others and be confident.

 

Reto octubre: slowlife para disfrutar de la vida y de tus peques

“Date prisa que no llegamos”, “corre”, “venga” “se hace tarde”… son frases que contínuamente les repetimos a nuestros chiquitines sin tener en cuenta que ellos están en otra onda. Su ritmo es mucho más lento, más ligado a la filosofía slowlife que a la nuestra, que vivimos cada segundo corriendo al máximo.

Yo vivo en el campo, y cada vez que salimos a pasear por los caminos de alrededor, un paseo de media hora nos cuesta hora y media, pero es que nos paramos a hablar hasta con los caracoles. Y entonces me pongo a pensar, y no hace tantos años de esto (puedo decir que sigo siendo igual), cuando estudiaba la carrera en Valencia y bajaba a por el pan que se encontraba justo en la esquina de enfrente de donde vivía yo, me paraba a mirar hasta las hormigas. Recuerdo que cuando subía de nuevo al piso, tenía mil historias que contar a mis compañeros, que flipados me preguntaban “pero tú, ¿has ido a por el pan o te has ido a la India?”.

Os recomiendo este artículo

¿Qué ha pasado? Por eso mi reto de este mes es respetar el ritmo de mis peques obligándome a volver a ir más despacio, a disfrutar de esos pequeños momentos que son los que en realidad importan, a disfrutar de vivir la vida. Y como bien dice mi amiga Ana Peinado, ¿cuántas veces les metemos prisa cuando en realidad no la hay? Yendo de paseo, de camino al parque, al lavarse los dientes… STOP! las cosas despacio son más dulces y “el amor llega con facilidad cuando dejas de correr por la vida”.

retooctubre

……………………………………………………………………………………………………………………

“Hurry up we arrive late”, “move fast”, “come on”, “it’s too late”… these are phrases we repeat our children every day without considering that they have another rhythm. Their rhythm is slower than our, like slowlifer philosophy.

I live in countryside and when we go for a walk, a walk we stop to talk even with snails. And then I think about how I was before, when I was studying career that I stop to look everything and when I went back to my student flat I had to tell a millar of stories.

What’s happened? So my challenge for this month is respect my children rhythm, so I go slower too, to enjoy little moments that they are really important, to enjoy of living my life.

octoberchallenge

 

¡Pensar no es un castigo!

Me he encontrado estos días con que en el cole de mi peque utilizan este método como técnica educativa para corregir comportamientos. Lejos de juzgarlos a ellos, porque desconozco cómo lo utilizarán, quiero dedicar este post a la “sillita de pensar”.

En primer lugar, por qué castigar a un niño a pensar cuando lo que queremos es que en un futuro sea un adulto capaz de pensar por si mismo y tomar decisiones. ¿Creéis realmente que un niño e 2 o 4 años piensa sobre lo que ha hecho mal? El niño a esas edades carece de las suficientes habilidades mentales como para pensar “solito” qué ha hecho mal, por qué y qué es lo que tendría que haber hecho.

En todo caso debería llamarse sillita emocional o rincón emocional. También se le puede llamar TIME OUT o TIEMPO FUERA. Es conveniente cuando un niño tiene una conducta inadecuada en un lugar que lo saquemos de ese lugar de la mano, nunca arrastrándole, luego le enseñemos estrategias para calmarse hasta que pueda escucharnos y atendernos con claridad y después explicarle qué esperamos de él y por qué no está bien lo que ha hecho.

Por ejemplo: un niño ha pegado a otro niño (algo muy habitual). Lo apartamos del lugar donde ha ocurrido, lo calmamos y le guiamos con preguntas reflexivas ¿tú amigo llora porque le has pegado? ¿crees que ha estado bien? ¿qué te ha pasado? (ESCUCHA ACTIVA Y CONEXIÓN). Entonces le enseñamos qué puede hacer en esa situación (EDUCACIÓN), como puede canalizar su frustración para no volver a repetir el comportamiento erróneo ofreciéndole alternativas (ELECCIÓN).

Efectos secundarios de la silla de pensar

¿Creéis que una clase de casi 30 niños pueden hacer esto? Por supuesto que no.

El niño aprende que cada vez que hace algo mal, lo apartan y lo dejan solo, no le quieren, incluso aprende desde muy pequeño que es malo. Si usamos esta técnica habitualmente el niño buscará la manera que esto no le afecte, una barrera de insensibilidad para llevar de mejor manera el no sentirse querido.

Además como siente que realmente es un niño malo porque le castigan cada vez que hace algo mal, esta conducta no se corrige y más adelante se volverá más rebelde para demostrar que realmente es malo.

Si lo que queremos es que nuestros hijos aprendan a comportarse y comprendan qué está bien o qué está mal debemos ayudarles a corregir ese comportamiento.

Para que un niño entienda qué ha hecho mal y por qué y qué puede hacer la próxima vez para no actuar así NOS NECESITA A NOSOTROS (o un adulto) para que lo guiemos con preguntas reflexivas y mostrándoles qué esperamos de él y qué comportamientos son correctos o dañinos y cuales no.

lesenseñamosacomer