Educar con amor, educar para la paz

educarelcorazon

No me gusta la tele e intento verla lo justo para mantenerme informada de lo que pasa en el mundo, y hace ya mucho tiempo que las noticias no son otras que muertos y más muertos. Y no es que nos mate nadie o por los desastres naturales, que también los hay, nos matamos entre nosotros. ¿En qué momento de la historia se perdió la humanidad o es que nunca ha existido? Nos llamamos humanos, pero no entendemos que es eso.

Y a pesar de ello creo que aún hay esperanza. Nuestros hijos son el futuro y ellos vivirán el mundo que creen, igual que nosotros. Los padres tenemos un importante trabajo que hacer aquí, enseñar a amarnos. Porque como decía Nelson Mandela “…si pueden aprender a odiar, también pueden aprender a amar”.

12235035_1070179456326826_300125438758331763_n

Educar con amor, con respeto, enseñando que somos individuos con opiniones, creencias, pensamientos y sentimientos diferentes y que todos tenemos derecho a expresarnos libremente. Enseñarles que juntos nos enriquecemos y aprendemos a ser mejores. Y que una buena comunicación es la mejor herramienta para resolver problemas y conflictos.

¡Basta ya! De menospreciar a los que no hablan o escriben como nosotros queremos, o a los que piensan diferente. Basta ya de querer que el resto actue o haga lo que nosotros queramos. ¡Basta ya de tanta tontería! Tenemos un mundo maravilloso, todo para nosotros, aprendamos a vivir todos juntos y a disfrutar de la vida, porque, no sé cómo hemos aparecido aquí, pero seguro que no hemos venido a sufrir de este modo.

 

Así quiero que vivan mis hijos

somosinstantes

No sé si es la mejor manera de reengancharse al blog, pero esto es lo que siento en estos momentos.

¿Conocéis esa sensación de estar orgullosa de formar parte de una gran familia? Yo sí.

He tenido este sentimiento durante años sin saberlo. Tenía una gran familia, de esas que se juntaban para comer y nos daban las tantas, de esas con las que no podías parar de reirte durante todo el día, de esas que cuando alguien decía “podríamos hacer…?”, el resto ya lo estábamos organizando. Una familia de esas que se ríen primero de sí mismos y luego con los demás (también hemos sido algo burlones). Nos encantaba reir, cantar, bailar, disfrazarnos… cualquier momento era bueno para hacerlo.

losmejoresmomentos

Una de esas familias tan fuertes que piensas que no se pueden romper nunca. Y no se rompen, pero un año es suficiente para que las cosas se tuerzan. La vida no es para siempre. Algunos ya no están, otros están sufriendo… y yo repaso la película de mi vida, sentada en mi cama, recordando momentos maravillosos que ya no volverán. Momentos que viví intensamente, que disfruté, que reí… y me pregunto ¿cuándo dejé de hacerlo?

la vida es una fiesta

Y miro a la familia que he formado, mi familia, y mi pregunta es ¿cómo quiero que vivan ellos? ¿qué me gustaría que recordasen cuando fuesen mayores? La verdad, no sé que recordarán, pero me gustaría que cuando tuviesen esta sensación que tengo yo hoy, esta sensación de que la vida pasa y no es para siempre, echaran la vista atrás y se emocionaran al recordar la vida tan bonita que han vivido.

¡¡A mi gran familia, gracias por tantos y tantos momentos felices!!

¿Cómo educar a un niñ@ con buen trato?

Tratar bien a un niño o educar con buen trato no significa para nada dejar de enseñarle, protegerlo o dejar que haga todo lo que él/ella quiera.

Existen formas alternativas a la violencia, los gritos, amenazas, etc para ejercer la autoridad dentro de la familia, ponerles límites y protegerlos.

Estas formas están basadas en el respeto mutuo, el cariño, la generosidad, la empatía, resiliencia, y por supuesto, el positivismo.

Educar a un niño con estas premisas significa prepararlo para que en un futuro sea un adulto positivo, que sabe ponerse en el lugar de otros, que sabe adaptarse a los cambios, amoros@ y que sabe desenvolverse adecuadamente en los diferentes roles sociales. En definitiva, enseñarle habilidades para la vida.

comopodemoshacerlo

1.- Siendo empáticos: ponte en su lugar, piensa por un momento como él, ¿qué pasará por su cabecita? ¿por qué ha hecho lo que ha hecho? Siempre hay un motivo y para ellos suele ser muy importante, aunque solo sea que el hermano no le deja el juguete que tiene en esos momentos.

2.- Evita exigirle lo que no puede cumplir. Los niñ@s llegan hasta donde llegan, pedirle peras al olmo es frustrante para los padres pero sobretodo para los niñ@s que ven que no pueden hacer lo que les han pedido. Y al fin y al cabo, ellos lo único que quieren es agradar a sus papás.

todossomosgenios

3.- Sé claro y conciso. Mensajes cortos. Si sermoneamos durante mucho rato, los niñ@s se pierden. Diles lo que quieres en pocas palabras.

4.- Sé positivo. Intenta traducir todos tus mensajes negativos a un lenguaje más positivo. En lugar de decir, “no grites” decimos hablemos en un tono más agradable.

5.- Los límites y sus consecuencias tienen que quedar claros de antemano, y han de ser para toda la familia. O sea, si no se puede gritar, no grita nadie, papá y mamá tampoco. Si se tira agua fuera de la bañera en la hora del baño, luego hay que recogerla y dejar el baño como estaba.

6.- Refuerza siempre lo que hace bien y deja de criticarle. No te preocupes si comete errores, está aprendiendo y eso es lo que debes transmitirle. Pero cada vez que haga algo bien, házselo saber.

7.- Ten mucha paciencia y se consistente. Educar en positivo y con buen trato es una educación a largo plazo, pero vale la pena.

 

 

Toshiro Kanamori: otra educación es posible

foto vía pinterest
foto vía pinterest

35 niños en una clase, 1 profesor y 2 objetivos: SER FELICES… y aprender a pensar en los demás.

Toshiro Kanamori es maestro de la Escuela Municipal de primaria de Kanawara (8.000 habitantes Japón) y tiene muy claro cual es la receta de la felicidad.

recetafelicidad2

Este maestro japonés ha conseguido unir aprendizaje y diversión, y sin dejar de lado el aprendizaje lectivo educa a los niños también para la vida.

El Sr. Kanamori ha conseguido cosas maravillosas en sus alumnos:

1.- EMPATÍA: que aprendan a ponerse en el lugar del otro emocionalmente, aprendiendo a sentir de verdad lo que el otro siente.

2.- Que aprendan lo importante que es disfrutar de la VIDA, a través del contacto con la naturaleza y el trabajo en equipo.

3.- Que aprendan a exteriorizar sus sentimientos a través de su metodologia “LAS CARTAS DEL CUADERNO”, en que cada día 3 alumnos escriben una carta explicando sus vivencia e inquietudes  a sus compañeros y la leen en voz alta.

Children full of life, una revolución pedagógica y el camino hacia un mundo mejor. Por si queréis saber más de este maestro tan peculiar haz click aquí y mira una de sus clases.

¿Aceptarías que a tus hij@s les enseñasen prioritariamente a ser felices? ¿Crees que es posible este cambio en el sistema educativo?

¡Feliz fin de semana!

¡Yo sé hacerlo solo!

“Yo lo hago solo”, “tú no toques mami”, “no cantes”, “yo me lo pongo”… supongo que serán frases que habréis oído ya miles de veces de la boca de vuestros peques, sino, pronto o tarde saldrán. Son un paso más hacia su independencia.

Aleix acaba de cumplir los 2 añitos y ya hace más de 6 meses que las dice. A mí me gusta que experimenten solitos porque aprenden y descubren por sí mismos cosas nuevas, pero inevitablemente hay cosas que no pueden hacer solos.

¿Cómo ayudarles a realizar algo sin llegar a la típica rabieta y, lo más importante, sin limitar su autonomía?

No hagas por el niñ@ lo que pueda hacer solit@

Para ello intento cambiar las automatizadas frases que nos salen inconscientemente porque las tenemos hiper grabadas:

“no cojas el vaso, se romperá y te harás daño”

“no subas ahí que te caerás”

“deja ya lo haré yo, que tú no sabes… o tú no puedes…”

“ya lo harás cuando seas grande”

Por estas otras:

“Coge el vaso con cuidado, si cae y se rompe te puedes hacer daño”

” Cuidado al subir, cógete bien que está muy alto”

“Me gusta que lo intentes…que bien, gracias… pero si lo hacemos juntos será mejor”

“a lo mejor no puedes, pero inténtalo, así vas aprendiendo”

Son expresiones que en lugar de descalificar al pequeño, le transmiten confianza en su capacidad para hacer las cosas y refuerzan su aprendizaje.

En el siguiente post os hablaré de los efectos de la autonomía, prolongarla no sirve para nada, simplemente alargar algo que tarde o temprano sucederá y será más difícil de llevar para todos. Eso sí, siempre positivos.

fotoAleixblog

¡Feliz Lunes!

16 actitudes para ser más feliz

Hace ya unos días que mi pequeña sale seria del colegio y cuando le preguntas alguna cosa me contesta superenfadada. Después de mucho observar cómo reaccionaba y qué decía, me di cuenta que imitaba a una amiguita suya que siempre habla así.

Me cuesta creer que un niñ@ tan pequeño pueda estar tan enfadado con la vida y la verdad es que no es así, simplemente imitan comportamientos que han visto en casa o en el colegio. Creo que tenemos que cuidar un poco más cómo nos comportamos y hablamos delante de nuestros hij@s.

notepreocupessinoteescuchan

¿Qué actitudes le puedo enseñar para que sea feliz? 

Es cuestión de entrenarse y practicar.

1.- PACIENCIA: porque todos no somos iguales y la empatía es fundamental para entendernos. Ponernos en el lugar del otro y saber por qué se comporta de determinada manera.

2.- HUMILDAD: nadie es más que nadie, ser humilde significa disposición para aprender de los demás.

3.- BONDAD: ayudar a los demás.

4.- ALEGRÍA: por lo que nos pasa y por lo que les pasa a otros

5.- RESPETO: valorar a los demás y a uno mismo sean como sean.

6.- PERDÓN: dejamos de estar enfadados con alguien que ha hecho algo que nos ha molestado y recuperamos la paz.

7.- SATISFACCIÓN: valorar y apreciar todo lo que tenemos y hemos conseguido. Cada reto que consiguen los niñ@s cada día, deberíamos enseñarles a sentirse satisfechos por ello.

8.- GENEROSIDAD: compartir con los demás, hacer que los demás se sientan bien sin pedir nada a cambio. Los niñ@s saben mucho de esto, nosotros los torcemos.

9.- HONESTIDAD: decir la verdad y actuar de forma justa con uno mismo y con los demás. Cuando un niñ@ miente mucho es porque teme a las consecuencias de decir la verdad, y eso lo arrastrará siempre.

10.- HABLA POSITIVA: el positivismo es la fuerza que lo arrastra todo. Si creen que pueden, si ven la vida con un prisma positivo…serán mucho más felices, encontrarán más oportunidades y les pasarán cosas extraordinarias.

11.- GRATITUD: dar gracias por todo aquello que nos hace sentir bien. Creo que lo he dicho más de una vez, pero mis peques, incluso Aleix con 20 meses, por la noche antes de irse a dormir dan gracias por aquello que les ha hecho feliz durante el día.

12.- RESPONSABILIDAD: responsabilizarse de sus actos y ser alguien con quien se pueda contar.

13.- ASPIRACIONES: tener aspiraciones significa plantearse nuevos retos, tener más ilusiones, tener un motivo por el cual levantarse cada mañana.

14.- VALENTÍA: ser valiente es tener el coraje de hacer lo correcto aunque sea más difícil o los demás no lo compartan.

15.- PRINCIPIOS: reglas, límites por los que guiarnos. Cada familia tiene sus propias reglas y valores que son importantes para ellos y que les ayuda a crecer.

16.- ALTRUISMO: lograr que se interesen y esfuercen por los demás les da sentido de utilidad y satisfacción personal.

Puedes encontrar juegos para fomentar estas actitudes en cada una de nuestras cajas educativas.

¡Feliz fin de semana!

……………………………………………………………………………………………………………………

My little girl is angry when she leaves school a few days ago. After I have looked her behaviour and what she said, I realize she imitated to a friend of her that she always talk like that.

I don’t want to believe that a child so small can be angry with life, and it isn’s really right. They simply imitate what they look at home or school. I think that we have to take care with our behaviour and words in front of our children.

dontworryifyourchildren

What attitudes can I teach my children to be happy? 

You have to practice them.

1.- PATIENCE:  try to put yourself in someone else’s place to be patience with his/her behaviour.

2.- HUMILITY: be prepared to learn of others.

3.- KINDNESS: help others.

4.- HAPPINESS: for what happens to us and the rest of the people.

5.- RESPECT: value yourself and others.

6.- FORGIVENESS: stop to be angry and recover mental peace.

7.- SATISFACTION: appreciate all things we have and we have got. Every challenge children get every day, we should teach to feel satisfacction for it.

8.- GENEROSITY: share with others, doing others feels good without ask them nothing. Children know a lot of this.

9.- HONESTY: say the true and act in a just way. When a child lies many times is because he/she is affraid conseqüences to say true and it will be for all his/her life.

10.- POSSITIVE SPEECH: possitivity is the motor that move everything in a right way. If they believe they can, if they see life in a possitive way, they will be more happy, finding more opportunities and happen them extraordinary things.

11.- GRATITUDE: thank for everything that we feel happy. Every night, my children thank for evertything feels happy them during the day.

12.- RESPONSIBILITY: take responsibility for their acts and be somebody whose count on.

13.- WISHES: have wishes move mountains.

14.- COURAGE: have courage to do right things even it is more difficult or others don’t think the same.

15.- PRINCIPLES: every family have own limits and values, that are important for them and help them to grow.

16.- ALTRUISM: take an interest in others and be confident.

 

Reto octubre: slowlife para disfrutar de la vida y de tus peques

“Date prisa que no llegamos”, “corre”, “venga” “se hace tarde”… son frases que contínuamente les repetimos a nuestros chiquitines sin tener en cuenta que ellos están en otra onda. Su ritmo es mucho más lento, más ligado a la filosofía slowlife que a la nuestra, que vivimos cada segundo corriendo al máximo.

Yo vivo en el campo, y cada vez que salimos a pasear por los caminos de alrededor, un paseo de media hora nos cuesta hora y media, pero es que nos paramos a hablar hasta con los caracoles. Y entonces me pongo a pensar, y no hace tantos años de esto (puedo decir que sigo siendo igual), cuando estudiaba la carrera en Valencia y bajaba a por el pan que se encontraba justo en la esquina de enfrente de donde vivía yo, me paraba a mirar hasta las hormigas. Recuerdo que cuando subía de nuevo al piso, tenía mil historias que contar a mis compañeros, que flipados me preguntaban “pero tú, ¿has ido a por el pan o te has ido a la India?”.

Os recomiendo este artículo

¿Qué ha pasado? Por eso mi reto de este mes es respetar el ritmo de mis peques obligándome a volver a ir más despacio, a disfrutar de esos pequeños momentos que son los que en realidad importan, a disfrutar de vivir la vida. Y como bien dice mi amiga Ana Peinado, ¿cuántas veces les metemos prisa cuando en realidad no la hay? Yendo de paseo, de camino al parque, al lavarse los dientes… STOP! las cosas despacio son más dulces y “el amor llega con facilidad cuando dejas de correr por la vida”.

retooctubre

……………………………………………………………………………………………………………………

“Hurry up we arrive late”, “move fast”, “come on”, “it’s too late”… these are phrases we repeat our children every day without considering that they have another rhythm. Their rhythm is slower than our, like slowlifer philosophy.

I live in countryside and when we go for a walk, a walk we stop to talk even with snails. And then I think about how I was before, when I was studying career that I stop to look everything and when I went back to my student flat I had to tell a millar of stories.

What’s happened? So my challenge for this month is respect my children rhythm, so I go slower too, to enjoy little moments that they are really important, to enjoy of living my life.

octoberchallenge

 

¡Pensar no es un castigo!

Me he encontrado estos días con que en el cole de mi peque utilizan este método como técnica educativa para corregir comportamientos. Lejos de juzgarlos a ellos, porque desconozco cómo lo utilizarán, quiero dedicar este post a la “sillita de pensar”.

En primer lugar, por qué castigar a un niño a pensar cuando lo que queremos es que en un futuro sea un adulto capaz de pensar por si mismo y tomar decisiones. ¿Creéis realmente que un niño e 2 o 4 años piensa sobre lo que ha hecho mal? El niño a esas edades carece de las suficientes habilidades mentales como para pensar “solito” qué ha hecho mal, por qué y qué es lo que tendría que haber hecho.

En todo caso debería llamarse sillita emocional o rincón emocional. También se le puede llamar TIME OUT o TIEMPO FUERA. Es conveniente cuando un niño tiene una conducta inadecuada en un lugar que lo saquemos de ese lugar de la mano, nunca arrastrándole, luego le enseñemos estrategias para calmarse hasta que pueda escucharnos y atendernos con claridad y después explicarle qué esperamos de él y por qué no está bien lo que ha hecho.

Por ejemplo: un niño ha pegado a otro niño (algo muy habitual). Lo apartamos del lugar donde ha ocurrido, lo calmamos y le guiamos con preguntas reflexivas ¿tú amigo llora porque le has pegado? ¿crees que ha estado bien? ¿qué te ha pasado? (ESCUCHA ACTIVA Y CONEXIÓN). Entonces le enseñamos qué puede hacer en esa situación (EDUCACIÓN), como puede canalizar su frustración para no volver a repetir el comportamiento erróneo ofreciéndole alternativas (ELECCIÓN).

Efectos secundarios de la silla de pensar

¿Creéis que una clase de casi 30 niños pueden hacer esto? Por supuesto que no.

El niño aprende que cada vez que hace algo mal, lo apartan y lo dejan solo, no le quieren, incluso aprende desde muy pequeño que es malo. Si usamos esta técnica habitualmente el niño buscará la manera que esto no le afecte, una barrera de insensibilidad para llevar de mejor manera el no sentirse querido.

Además como siente que realmente es un niño malo porque le castigan cada vez que hace algo mal, esta conducta no se corrige y más adelante se volverá más rebelde para demostrar que realmente es malo.

Si lo que queremos es que nuestros hijos aprendan a comportarse y comprendan qué está bien o qué está mal debemos ayudarles a corregir ese comportamiento.

Para que un niño entienda qué ha hecho mal y por qué y qué puede hacer la próxima vez para no actuar así NOS NECESITA A NOSOTROS (o un adulto) para que lo guiemos con preguntas reflexivas y mostrándoles qué esperamos de él y qué comportamientos son correctos o dañinos y cuales no.

lesenseñamosacomer

¡Pensar no es un castigo!

Me he encontrado estos días con que en el cole de mi peque utilizan este método como técnica educativa para corregir comportamientos. Lejos de juzgarlos a ellos, porque desconozco cómo lo utilizarán, quiero dedicar este post a la “sillita de pensar”.

En primer lugar, por qué castigar a un niño a pensar cuando lo que queremos es que en un futuro sea un adulto capaz de pensar por si mismo y tomar decisiones. ¿Creéis realmente que un niño e 2 o 4 años piensa sobre lo que ha hecho mal? El niño a esas edades carece de las suficientes habilidades mentales como para pensar “solito” qué ha hecho mal, por qué y qué es lo que tendría que haber hecho.

En todo caso debería llamarse sillita emocional o rincón emocional. También se le puede llamar TIME OUT o TIEMPO FUERA. Es conveniente cuando un niño tiene una conducta inadecuada en un lugar que lo saquemos de ese lugar de la mano, nunca arrastrándole, luego le enseñemos estrategias para calmarse hasta que pueda escucharnos y atendernos con claridad y después explicarle qué esperamos de él y por qué no está bien lo que ha hecho.

Por ejemplo: un niño ha pegado a otro niño (algo muy habitual). Lo apartamos del lugar donde ha ocurrido, lo calmamos y le guiamos con preguntas reflexivas ¿tú amigo llora porque le has pegado? ¿crees que ha estado bien? ¿qué te ha pasado? (ESCUCHA ACTIVA Y CONEXIÓN). Entonces le enseñamos qué puede hacer en esa situación (EDUCACIÓN), como puede canalizar su frustración para no volver a repetir el comportamiento erróneo ofreciéndole alternativas (ELECCIÓN).

Efectos secundarios de la silla de pensar

¿Creéis que una clase de casi 30 niños pueden hacer esto? Por supuesto que no.

El niño aprende que cada vez que hace algo mal, lo apartan y lo dejan solo, no le quieren, incluso aprende desde muy pequeño que es malo. Si usamos esta técnica habitualmente el niño buscará la manera que esto no le afecte, una barrera de insensibilidad para llevar de mejor manera el no sentirse querido.

Además como siente que realmente es un niño malo porque le castigan cada vez que hace algo mal, esta conducta no se corrige y más adelante se volverá más rebelde para demostrar que realmente es malo.

Si lo que queremos es que nuestros hijos aprendan a comportarse y comprendan qué está bien o qué está mal debemos ayudarles a corregir ese comportamiento.

Para que un niño entienda qué ha hecho mal y por qué y qué puede hacer la próxima vez para no actuar así NOS NECESITA A NOSOTROS (o un adulto) para que lo guiemos con preguntas reflexivas y mostrándoles qué esperamos de él y qué comportamientos son correctos o dañinos y cuales no.

 lesenseñamosacomer

 

Las rabietas tienen fecha de caducidad

Tienen fecha de caducidad y podemos reconducirlas de manera que sean más llevaderas para toda la familia.

El período de las rabietas es duro para los padres, mi hijo con solo 20 meses ya tiene claro lo que no quiere (sobretodo) pero también lo que quiere y cuando le digo que algo no puede ser me dice “malo”. No es que me esté diciendo que yo soy mala, es que no tiene más maneras de comunicar su enfado por no poder hacer lo que quería.

Las rabietas son buenas para toda la familia. Son buenas para los peques porque son su camino hacia la independencia y hará que de mayores se cuestionen adecuadamente las cosas.

A través de las rabietas los niños demuestran que empiezan a tener ideas propias aunque todavía no sepan defenderlas nada más que con lloros, gritos y pataletas. Y son buenas para la familia porque nos ayudan a replantearnos lo que es importante. ¿Realmente es importante que mi hija lleve botas o zapatillas con el vestido que le he elegido esta mañana?

Las rabietas suelen darse entre los 2 y los 4 años y no son más que un deseo del niñ@ enfrentado a un deseo de los padres. El niñ@ comienza a tener ideas propias, a darse cuenta que es un sujeto diferente del resto, a utilizar su nombre o la palabra “yo” y cómo tal tiene su punto de vista de hacer las cosas: pinta las paredes porque cree que quedarán más bonitas, limpia la tele con toallitas higiénicas… Mi pequeño siempre me guarda el móvil en el soporte donde guardo los mandos a distancia, supongo que por forma y tamaño debe suponer que ese es su sitio y cuando lo ve fuera de él, lo coge y lo guarda.

Las rabietas tienen fecha de caducidad.

No duran siempre. Suelen terminar cuando los niñ@s tienen suficiente capacidad para comunicarse y preguntar el por qué de las cosas y razonar por qué no les parece bien. Mientras tanto podemos solucionarlas siguiendo estos tres simples pasos:

1. Comprenderles. Intentar entender cómo se sienten y por qué.

2. Educación. Decirles qué deben hacer.

3. Elección. Darles opciones y asegurarnos de que elijan la que elijan será correcta y no les vamos a decir que no, sino nos encontraremos con otra rabieta.

solucionrabietas

¡Feliz fin de semana!

……………………………………………………………………………………………………………………

Tantrums have expiration date and we can manage them to make easier this period of time to the family. 

Tantrum are hard for parents, my children are 20 months old and he know what he wants and doesn’t want, and when I say to him he can’t do something he says to me “bad”. It isn’t an insult, it is simply his way to express his disconformity. 

antrums are good for all family. They are good for children because they are their independence way and they will make questions about everything when they will be older. 

Children start to have own ideas through tantrums but they don’t know to defend these ideas with other language that tantrums. And they are good for family because we start to think in a different way: why it is important that my children wear boots or runners with a skirt, is really important?

Tantrums are between 2 and 4 years old and they are a desire of child in front of parents desire. Child start to have his own ideas and realize that he is an independent subject and use words like his name or “I”. He has his point of view and he paint walls because he thinks it will be more beautiful or clean tv with wc tissues. My little boy always keep my mobile in remote control place, he thinks it must be kept there and he does. 

Tantrums have expiration date

They aren’t forever. When children can explain with language and ask why things happen and explain their disconformity, tantrums disappear. While we can solve them in 3 steps: 

1. Understanding. Try to understand how they feel and why. 

2. Education. Say to them what they must do.

3. ChoiceGive them options and we have to be sures that these options are right because if we say no, we have another tantrum. 

tantrumstrategy

Happy weekend!!