Aprende a hablar en positivo

Siempre hay palabras que te llegan más que otras, palabras que te pueden herir y torcer el día y palabras que pueden levantar el ánimo al más decaído.

Mi objetivo diario es lograr que cada persona que interactúa conmigo se sienta mejor, de esa manera ganamos los dos porque los dos nos sentimos mejor. Por supuesto, lo aplico también con mis peques. Durante años he luchado por apartar de mí a aquellas personas que me quitaban energía y la transformaban en negativa y he aprendido a sustituir cualquier pensamiento negativo transformándolo en positivo, y eso es lo que intento transmitirles a mis hijos.

 ampliarles las ventanas por las cuales vemos el mundo

Aquí tenéis mi lista de vocabulario positivo contagioso. La clave está en practicar introduciendo cada día una nueva palabra hasta que todas formen parte de tu vocabulario y las uses sin darte cuenta.

* Ánimo! ¡Adelante! ¡Asombroso!Sí

* Bravo! ¡Bien! ¡Brillante!

* Cariñoso, Confío en ti

* Divertido, dulce

* ¡Extraordinario!

* ¡Fabuloso! ¡Fenomenal!

* ¡Genial! ¡Grande! ¡Guay!

* ¡Hurra!

* Increíble, ilusión

* Justo

* Libre, ¡Lo lograste!

* Me alegro, me encanta, maravilloso

* Original, Oh!!

* Precioso, pasión

* Radiante

* Sí, sensacional, sueño

* Tierno, tesoro

* Único

* Valiente ¡viva!

* Wow!

* EXcelente

*FeliZ, Capaz

Entonces crearás engagement con los demás y estarás tocando emocionalmente a las personas, y te sentirás mejor contigo mismo.

vocabulariopositivocontagio

¡Feliz miércoles! Seguro que se os ocurre alguna más.

 

Advertisements

Cómo decir “no” con frases positivas

Empecemos por comprender que los niños no entienden “el no” de la misma forma que los adultos. Para ellos, el “no” es una negación a sus deseos “no me dejan hacer lo que quiero” y les provoca frustación.

El “no” es un monosílabo que utilizamos con demasiada frecuencia los papás y que tiene consecuencias negativas en el niñ@. Se usa en tantas situaciones que al final el niñ@ no es capaz de distinguir cuando el “no” es importante, y a la larga se vuelven menos receptivos porque su palabra preferida es el “no”.

De los 0 meses a los 3 años solo deberíamos utilizar la palabra “no” en situaciones realmente importantes o de peligro para la vida del niño; en los demás casos deberíamos cambiar nuestro “no” por frases positivas (disciplina positiva). En lugar de decirle lo que no queremos que haga, le comunicamos lo que puede hacer. Por ejemplo, el niño está saltando en el sofá y no queremos que salte sobre él, pues en lugar de decirle “no saltes sobre el sofá”; le decimos, “porque no te sientas en el sofá en lugar de saltar sobre él” y le invitamos a hacer lo que nosotros queremos que haga.

tudecides

Es fácil ponerlo en práctica, solo tenéis que marcaros como objetivo del día decir menos “noes” que el día anterior, hasta que digáis los mínimos y las máximas frases positivas. Ellos os lo agradecerán y vosotros también notaréis los resultados: hij@s más receptivos, más felices y menos estresados.

¡Feliz lunes!

——————————————————————————————————–

How say “no” with possitive phrases

We have to start to think that children don’t understand “no” in the same way like adults. For children, “no” means they can’t do what they like and this causes frustration in them.

“No” is the monosyllable that we use with too frequency and this has negative consequences in children. It is use in so situations that finally children don’t know when “no” is really important.  

From 0 months to 3 years  we should use “no” in important or dangerous situations; in other cases we should change “no” by possitive phrases. For example, children are playing and jumping on the sofa, instead you say “don’t jump on the sofa”; you say, “why don’t seat on the sofa please? 

itsuptoyou

It is easy to practice, you just have to set the objective “I will say less “no” today”. Children express gratitude for this and you will notice results: children will be more receptive, happy and less stressed.  

Happy Monday!!

 

Diles que les quieres todos los días…

Porque esperar al 14 de febrero cuando les puedes decir que les quieres todos los días.

Son pegatinas para el almuerzo, para la merienda, para esa reunión super importante, para su gran examen, cualquier ocasión es perfecta para que tus hijos y tu pareja sepan que les quieres, que les apoyas, que estás con ellos.

pegatinas para el almuerzo

Te las puedes descargar  con mensaje o para escribir tú el mensaje que quieras pegatinas para el almuerzo. Lo importante es que la reciban, si tus hijos son demasiado pequeños, seguro que sus “seños de la guarde” se la pueden leer. Seguro que les encanta.

Una sonrisa suya bien merece la pena